Panacotta de vainilla con nueces caramelizadas en miel

jueves, 10 de diciembre de 2015

Esta semana casi no subo receta, un problemilla de salud de un familiar muy cercano me ha tenido muy preocupada y ni me he acordado de que  tenía que actualizar el blog.
Por suerte todo salió bien y hoy me pongo a dejaros la receta de la semana, algo muy dulce, para contrarrestar el "sustillo" de estos días.



Ingredientes: 

Para la panacotta 

  • 500g de leche
  • 500g de nata líquida
  • 5 hojas de gelatina
  • 10 cucharadas de azúcar
  • 1 vaina de vainilla
Para las nueces 

  • 70ml ml de agua.
  •  100 gr de miel.
  • 100 gr de nueces peladas.


Preparación: 

1º caramelizar las nueces

  1.  En un cazo ponemos el agua y el azúcar, mezclamos bien y ponemos a fuego medio hasta que comience a hervir.
  2. Entonces añadiremos las nueces, dejándolas cocer a fuego medio-bajo hasta que reduzca el agua. 
  3. Se van sacando con cuidado y se ponen en un plato de forma que no se toquen entre ellas.

2º Hacemos la panacotta 

  • Ponemos la gelatina a remojar en agua fría
  • Poner al fuego la leche, la nata, y el azúcar, removemos hasta que hierva y agregamos las semillas de la vainilla.
  • Escurrir bien la gelatina y añadirla a la mezcla anterior hasta que se disuelva toda.
  • Colar la mezcla por si queda algún grumo de la gelatina y de paso las semillas de la vainilla, que luego no quedan bonitas en la panacotta.


  • Verter en moldes individuales (yo usé unos moldes para mini bundts de silicona).
  •  Dejarlas templar y poner a enfriar unas 4-5 horas en el frigorífico.
  •  Una vez cuajadas las desmoldamos en platos individuales, poniéndoles las nueces por encima y rociándolas con miel (si queréis podéis aprovechar la miel de caramelizarlas, colándola antes por si quedan restos de las nueces. 
                                                       ¡Espero que os gusten! 




                                                    
                             



Sardinas en moruna

viernes, 4 de diciembre de 2015

Que ricas están las sardinas en verano ¿verdad? Asaditas al espeto o al carbón... ¡riquísimas!

Y que pereza da en invierno hacerlas dentro de casa, ya no solo por comodidad,. sino que luego ¡toda la casa huele a sardinas durante días!

Pues hoy os dejo un guiso de sardinas que no deja olores, al contrario, huele de maravilla. Es un guiso bastante antiguo, típico de la zona de La Línea de la Concepción, en Cádiz. Yo nací allí y aún recuerdo comerlo en casa de mi abuela y lo rica que la hacía mi madre.

No me enrollo más y nos ponemos con la receta...


Ingredientes:

  • 700 g de sardinas (ya quitadas la cabeza y la espina central)
  • 1 kg de tomates maduros
  • 2 pimientos
  • 1 cebolla grande o dos más pequeñas 
  • un par de dientes de ajo  
  • orégano (mejor silvestre que de bote)
  • sal
  • pimienta
  • aceite de oliva virgen
  • vinagre 

Preparación: 

  • Limpias las sardinas las exténdemos sobre papel absorbente y le echamos la sal y un poco de pimienta recién molida.
  • Pelamos y troceamos los tomates.
  • Picamos en trozos pequeñitos los pimientos, la cebolla y los ajos.
  • Una vez todo picado lo ponemos en un bol y le agregamos sal y el orégano bien desmenuzado.
  • Removemos para que la mezcla quede homogénea y reservamos.

  • Precalentamos el horno a 150º
  • En una fuente para horno ponemos un poco de la mezcla anterior, extendiéndola por todo el fondo.
  • Echamos un chorro de aceite de oliva y unas gotas de vinagre, repartiéndolo bien por.
  • Vamos poniendo encima de esta capa las sardinas.
  • Cubrimos las sardinas con otra capa de la mezcla de verduras.
  • Volvemos a poner otra capa de sardinas
  • Y repartimos de nuevo la mezcla sobre ellas, repitiéndo el ponerle aceite y vinagre.
  •  Y así hasta que se acaben, procurando que la última capa sea de la verdura con su aceite y vinagre.

  • Repartimos por encima medio vaso de agua templada.
    Metemos la fuente en el horno y subimos la temperatura a 175º y dejamos cocer.
  •  Pasada media hora comprobamos como está de líquido, ya que el tomate suelta agua al cocer y el guiso no debe tener demasiado.
    Si lo veís algo seco, agregar agua, pero mejor dos veces en cantidad pequeña que no una y mucha.

           El tiempo en el horno es aproximadamente una hora. 



                                            Y eso es todo. ¡Espero que os guste!

Compota de peras

jueves, 26 de noviembre de 2015

Os dije en Facebook que esta semana el blog iba de peras, así que aqui os las traigo, cocinadas para hacer una rica compota.

Me gusta hacer compotas, el olorcillo que da en la cocina cuando las hago me transporta a mi niñez y recuerdo a mi madre haciéndolas, a ella le encantaban, y a mi padre ni os cuento...
Y como en casa tengo tres golosillos y es tan fácil de hacer...




Ingredientes:

  • 4 peras de agua que no estén muy verdes
  • 1/2 litro de agua
  • 6 o 7 cucharadas soperas de azúcar moreno (o mitad azúcar blanco y mitad moreno)
  • canela en rama
  • clavo
  • 50 ml vino blanco (Jerez) 

Y marchando la receta...

Preparación: 


  • Lavamos y pelamos las peras y las partimos en cuatro trozos, a lo largo.
  • Las limpiamos de huesos y partes duras y las ponemos al fuego medio en un cazo con medio litro de agua.
  • Agregamos 3 o 4 clavos (eso es al gusto de cada uno, es una especia fuerte), una ramita de canela y 6 o 7 cucharadas soperas de azúcar (yo le pongo azúcar moreno, pero podéis poner azúcar blanco o bien mitad y mitad.
  • Dejamos cocer a fuego medio bajo hasta que las peras estén tiernas pero que no se deshagan.

!Y listo, están riquísimas!

Os dejo también la foto de las peras que utilicé para hacerla.
 




 

Crema de calabaza y puerros

jueves, 19 de noviembre de 2015

Al fin parece que llega el frío, y la verdad que, al menos a mi, ya me iba apeteciendo el fresquito.
Y con el frío apetecen esas cremitas de verdura ricas y calentitas, que igual se pueden tomar de día, como primer plato, que como cenas sanas y saludables.
Ya que aún es otoño y abundan las calabazas, nuestra crema tiene hoy como ingrediente principal esta rica cucurbitácea (concretamente la Cucurbita moschata).
Como curiosidad, buscando el nombre de mi calabaza encontré que en realidad la calabaza es una "baya de cáscara dura" (anfisarca sensu lato, es decir "de ovario súpero o ínfero" ).




Hoy os traigo una crema de calabaza a mi manera, de esas veces que te sobra alguna pieza de verdura de otra comida y no sabes qué hacer con ella. Me regalaron una preciosa calabaza y tenía en casa un par de puerros y media cazolita de queso mascarpone, así que me puse manos a la obra. ¡Y salió buenísima!

Ingredientes:

  • 1 y 1/2 kg de calabaza
  • 2 puerros
  • 2 o 3 patatas medianas
  • un diente de ajo
  • 1/2 vaso aceite de oliva virgen
  • sal
  • pimienta
  • 150 g de queso mascarpone
  • agua caliente
  • zumo de media naranja

Para servirla:
  •  queso parmesano rallado grueso
  • unas hojitas de estragón

                                                      Y ya... ¡A por la receta!


Preparación:

  • Pelamos y troceamos la calabaza y la patata y las lavamos.
  • Limpiamos y partimos en juliana los puerros, los lavamos muy bien, ya que suelen tener arenilla por dentro, y los dejamos escurriendo.

  • Ponemos el aceite a calentar en la olla rápida y echamos el ajo picadito.
  • Cuando el ajo comience a chisporrotear echamos la calabaza y la patata, removiéndolo todo un par de minutos.
  • Agregamos los puerros y seguimos rehogando un poco más, así vemos el agua que va soltando la verdura.
  • Salpimentamos y echamos el agua, que apenas la cubra.
  • Agregamos el queso mascarpone
  • Tapamos la olla y esperamos que salga el vapor, contando desde entonces 7 minutos de cocción.

  • Ya cocido todo y con la olla destapada dejamos templar un rato.
  • En la  misma olla trituramos muy bien todo con la batidora, ya que debe quedar una crema fina.
  • Rectificamos de sal y pimienta y lista para servir.

  • Antes de servir agregar el zumo de media naranja y remover bien.
  • Emplatamos y adornamos según más nos guste y !lista para comer!

¡Precioso este bol de espirales de Meridiana  ¿Verdad?

Notas: 

  •  Si al triturar la verdura véis que hay mucho líquido aún poned a fuego lento y remover a menudo, ya que se agarra rápido.
  • Y si queréis hacerla en olla normal el proceso es el mismo, excepto que tardaréis más tiempo (aproximadamente de 3/4 a una hora).





Salmón en papillotte con salsa tártara

jueves, 12 de noviembre de 2015

  A estas alturas supongo que ya os habréis dado cuenta de que en mi casa gusta más el pescado que la carne... ¡Como buenos gaditanos!
Así que hoy, de nuevo, toca pescaito. Aunque el de hoy no es un pescado muy habitual por Cádiz, de tantos años viviendo en Madrid  al final acabó gustándonos y mucho. 
La receta de hoy es fácil, rapidita y muy, muy rica, os lo aseguro. 
 
 
  Ingredientes para 4 personas
  • 4 lomos o rodajas de salmón
  • 1 calabacín grande
  • 1 cebolleta
  • 300 g de patatas
  • vinagre
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta
  • tomillo molido
  • Salsa tártara para acompañar. 

                                   ¡Vamos por la receta! 


 
  • Limpiamos y secamos el salmón, le ponemos sal y pimienta recién molida y lo dejamos en espera  Lavar, pelar y cortar a rodajas de medio centimetro las patatas
  • Hacemos lo mismo con el calabacín, pero sin pelarlo calabacín (sin pelar)
  • Cortamos la cebolleta en juliana 
  • Precalentar el horno a 190º
  • Preparamos 4 trozos grandes de papel de aluminio
    Colocamos sobre cada uno, de la mitad hacia un extremo del papel, una cama de patatas y encima otra de calabacines.
    Repartimos por encima la cebolleta
    Ponemos saly pimienta recién molida a todo
    Colocamos encima de la verdura el pescado ya salpimentado y lo regamos con un chorrito de aceite de oliva, unas gotas de vinagre y un poco de tomillo molido.


 


  • Doblamos el papel que hemos dejado libre sobre el preparado, lo vamos doblando en cada lado como si fuésemos a hacer un sobre. Debe quedar hermético.
  • Ponemos dos paquetes en una bandeja y la metemos al horno precalentado durante15-20 minutos.
  • Horno arriba y abajo y si el horno tiene ventilador, mejor aún.
  • Cuando se hinflen los paquetitros estará hecho.
  • Una vez hechos los sacamos a platos directamente, sin abrirlos, para que no se enfrien, y así se servirán en la mesa.

  Los serviremos acompañados de una rica salsa, de la cual tenéis aqui la receta Salsa tártara
 
 Notas: La receta es una adaptación mía de Karlos Arguiñano. Suelo hacer muchas recetas suyas con algún que otro toquecito mío y siempre gustan en casa.
 
 
 



Salsa tártara

domingo, 8 de noviembre de 2015

Una de las salsas que más uso en casa es la salsa tártara, nos encanta a todos.
En ensaladas, acompañando verduras salteadas, patatas, y especialmente, pescado. Y por eso os dejo hoy la receta, ya que el jueves tendremos un pescadito acompañado por esta salsa.
Aunque, el plato "estrella", al que le va de perlas esta salsita es el Mero a la inglesa, que ya subiré la receta en cuanto lo pille en el mercado, ya que donde vivo no suelen traerlo mucho.







    Así que os dejo mi receta de la salsa tártara

    Ingredientes:

    • 1 huevo grande entero
    • sal
    • pimienta
    • vinagre
    • aceite de girasol
    • aceite de oliva virgen
    • vinagre
    • una cucharada sopera colmada de alcaparras
    • 1/2 cebolleta verde
    • 3 pepinillos agridulces grandes (si son más pequeños poner 4 o 5)

    Nota: yo uso los pepinillos agridulces mejor que los que van en vinagre, queda mucho más suave la salsa y siempre podemos rectificarla de vinagre al final.

    Preparación:

    • Picamos muy fino las alcaparras, la cebolleta y los pepinillos y reservamos.
    • En el vaso de la batidora de brazo ponemos el huevo entero y agregamos un chorrito de aceite de girasol y la sal.
    • Batimos un poco a velocidad media y entonces ponemos el vinagre. 
    • Seguimos batiendo, a la vez que subimos y bajamos el vaso de la batidora, y vamos agregando poco a poco el aceite de oliva, hasta que veamos que la mahonesa va espesando.
    • Subimos la velocidad y agitamos a la vez arriba y abajo hasta que esté de espesor a nuestro gusto, teniendo en cuenta que el resto de ingredientes va a soltar liquido.

    • En el mismo vaso ponemos las alcaparras, la cebolleta y los pepinillos picados, rectificamos de vinagre y ponemos un poco de pimienta recién molida.
    •  
    • Movemos bien todo con una cuchara de madera, para que quede homogénea y la ponemos en un cuenco en el frigorífico hasta la hora de servir.





    Estofado de ternera al vino tinto

    jueves, 5 de noviembre de 2015

    Hoy recetita de carne, la primera en el blog. Y he querido comenzar esta sección con un estofado.

    En mi casa gustan muchísimo los estofados de ternera, así que, para no cansarles con el mismo, siempre ando buscando alguna receta nueva.
    Ya iré subiendo al blog algunos de los que hago, de momento hoy os traigo uno muy rico.
    Es una receta de Martín Berasategui con algunas pequeñas modificaciones hechas por mi.


    Y no me enrollo más :)

    Ah sí, me olvidaba. Deciros que ya funciona el agrandar las fotos haciendo click en ellas.

                                                        
                                                        ¡Vamos a por la receta¡





    Ingredientes: para 4 personas

    • 500 grs. de carne de ternera para guisar (a trocitos)
    • 1 puerro grande o dos pequeños
    • 1 pimiento verde
    • 1 cebolla pequeña
    • 2 zanahorias
    • 1 pimiento verde
    • 1 diente de ajo
    • 500 grs. de patatas
    • 1/2 botella de vino tinto (si es un riojita, mejor que mejor)
    • 500 ml. de agua
    • 1 y 1/2 cucharada sopera de harina
    • 1 pastilla de concentrado de carne (yo uso cubitos Maggi, y como son pequeñitos le pongo dos)
    • 5 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen
    • Sal
    • Pimienta







    Preparación:


    • Preparar la verdura, limpiándola y picándola (puerros y pimientos en juliana, zanahorias a rodajas y el ajo bien picadito. Lo dejamos en espera.
    • Pelamos las patatas, las lavamos y "rompemos" a trozos medianos.
    • Ponemos el vino en un cazo y  a fuego lento lo reducimos a la mitad de su volumen.
    • Secamos bien la carne y la salpimentamos.

    • En la olla a presión ponemos a calentar 2 cucharadas de aceite de oliva virgen. 
    • Echamos los trozos de carne y la vamos removiendo bien para marcarla y  que dore un poco. La vamos sacando a una fuente.
    • Es mejor no hacer toda la carne de una vez, yo lo hago en dos veces y queda mucho mejor.
    • Agregamos a la olla las tres cucharadas restantes del aceite y toda la verdura.
    • Pochamos la verdura a fuego medio-bajo durante unos diez-doce  minutos.
    • Echamos la carne y todo el jugo que haya en la fuente, ponemos por encima la harina y lo removemos todo bien unos minutos, para que se disuelva.
    • Agregamos el agua (previamente calentada) y el caldo concentrado, lo removemos y subimos el fuego.
    • Cuando comience a hervir agregamos las patatas y la reducción de vino, mezclando todo con una cuchara de madera.
    • Rectificamos de sal y cerramos la olla, dejándolo cocer 15-20 minutos, depende de la carne que usemos (si es una carne jugosa, 15 minutos, es preferible volver a ponerle más tiempo a que nos quede blanducha).

    Nota: Si lo hacemos en olla normal seguiremos los mismos pasos y el tiempo de cocción es aproximadamente 45-60 minutos, según la carne. A mi particularmente me gusta más a fuego lento.

                                  

                               

                                               Como siempre... ¡Espero que os guste!





    Truchas a la genovesa

    jueves, 29 de octubre de 2015

    La receta que os traigo hoy tiene su anécdota.
    La aprendí a hacer hace treinta y cinco años (los mismos que llevo casada), y fue precisamente en mi viaje de novios.
    No sé si os he contado mi afición por intentar hacer en casa comidas que hayamos comido en restaurantes. Pues esta es una de ellas.
    La comimos en un restaurante en Riofrío, Granada. "Truchas a la genovesa, sonaba bien,así que la pedimos... Nos gustó tanto, que nada mas volver a casa intentamos hacerla y solo teníamos de vino manzanilla de Sanlucar, así que no había otra.. ¡y nos salió exquísita!
     Es fácil de hacer y lleva ingredientes que suele haber en casa, así que suelo tener algunas en el congelador, para esos días que no sabes que cocinar.





                                                 ¡Vamos a por la receta! 






    Ingredientes para dos truchas:

    • 2 truchas rosadas de tamaño mediano
    • aceite de oliva virgen 
    • 5 lonchas de jamón serrano cortado a daditos
    • 1/4 de una hoja de laurel
    • 1/ vaso de agua de manzanilla de Sanlucar
    • sal





    Preparación:

    • Limpiamos y escurrimos bien las truchas.
    • Al ser un pescado de río, su carne es más bien dulzona, así que yo las salo de la siguiente forma:
    • En un plato llano ponemos un poco de sal por el fondo, ponemos las truchas encima, las abrimos y ponemos un poco de sal dentro y otro poco por encima de ellas (sin pasarnos, que luego llevan jamón).

    • Ponemos aceite en una cazuela, que cubra bien el fondo y la ponemos al fuego.
    • Cuando esté caliente ponemos las truchas a fuego medio alto y las freímos bien por ambos lados.
    • Agregamos el jamón y el laurel y bajamos el fuego, rehogándolo bien con las truchas, que tome color y este tostadito.
    • Entonces agregamos de golpe el vino y dejamos cocer a fuego medio unos 5 minutos, subiendo después el fuego para que reduzca el vino y ligue la salsita.




    Notas:
    • Servir con unas patatas fritas o un puré de patatas.
    • Si no teneís a mano manzanilla de Sanlucar podéis usar vino fino deJerez, aunque están mucho más ricas con la manzanilla.

                            
                                                        ¡Espero que os gusten!






    Quiché de espinacas y bacon

    viernes, 23 de octubre de 2015

    Hoy os dejo una receta muy fácil y muy socorrida, además de estar exquisita.
    Aunque me gusta hacer yo misma la masa, reconozco que algunas preparadas están más que bien, así que siempre tengo en el frigorífico un par de ellas.
    En casa nos encantan las quichés, así que, de hacerla simplemente de bacon y queso para mi hijo, he ido añadiendo, quitando, combinando ingredientes y todas nos gustan. Simplemente cambiando el tipo de queso ya saben diferentes.
    Esta de hoy lleva Cheddar curado y Parmesano fresco y es una verdadera delicatessen, tenéis que probarla.






    Ingredientes

    • 1 placa de masa quebrada. Yo suelo hacer la receta de Bruno Oteiza, pero probé la preparada que venden en Lidl y para casos de apuro está muy muy bien.
    • 1 manojito de espinacas frescas (o una bolsa congeladas)
    • 150 g de bacon cortado a tiras pequeñas.
    • 8 o 10 tomatitos cherry
    • 1 taza de leche
    • 200 ml nata para cocinar
    • 2 huevos enteros
    • 1 taza de queso cheddar, rallado
    • ½ taza de queso parmesano fresco, rallado
    • sal
    • pimienta blanca








    Preparación:


    • Precalentar el horno a 170º
    • Estirar la masa para adaptar el tamaño al molde.
    • Ponemos un poco de harina en el rodillo (para que no se nos quede pegada la masa) y vamos enrollando la masa en él, luego lo vamos desenrollando sobre  el molde y con los dedos vamos adaptando bien la masa, con especial cuidado en las esquinas. Que quede holgada, ya que al cocer tiende a mermar y los bordes no quedarán perfectos.
    • Para cortar el sobrante pasamos el rodillo contra el borde y lo pasamos por todo el molde, cortara perfecto.
    • Con un tenedor pinchamos la masa por la zona del fondo, ponemos un papel de hornear y unos garbanzos encima, esto evitará que la masa se hinfle. Los garbanzos se pueden guardar y reutilizar.
    • Metemos al horno, y pasados 10 minutos lo sacamos y dejamos en espera (sin apagar el horno)

    ¡Y vamos con la receta!






    • Calentamos una sartén y agregamos el bacon. Le damos unas vueltas para que suelte la grasa y enseguida ponemos las espinacas (yo no las pico, las echo tal cual). 
    • Seguimos rehogando todo a fuego lento, hasta que las espinacas estén bien pochadas, y dejamos en espera.
    • En un tazón mediano, batimos bien los huevos y vamos agregando la leche, nata, y los dos tipos de queso. 
    • Vertemos sobre todo esto la mezcla de espinacas y bacon y salpimentamos al gusto.
    • Mezclamos todo bien con una pala de madera, sin batir, y ponemos la mezcla en el molde.
    • Repartimos los tomatitos cherry por encima, hundiéndolos en la mezcla hasta la mitad.
    •  Horneamos durante 40 minutos, pinchando con un palillo que ha de salir limpio, si no,  dejamos cocer unos minutos más.

                                                  ¡Me encanta este plato de Bloomingville


    Nota:Elaboración de la pasta brisa o masa quebrada:


    Ingredientes:
    • 350 gr de harina
    • 250 gr de mantequilla
    • 1 huevo
    • sal
    • pimienta
    • harina para estirar la masa

    Corta la mantequilla en dados (debe estar a temperatura ambiente) y ponlos en un bol. Monta la mantequilla con la ayuda de la batidora de varillas..

    Añade la harina, el huevo, una pizca de sal y si lo deseas, pimienta. Mezcla todo bien..

    Espolvorea con harina una superficie limpia, coloca la masa encima y amasa bien con las manos. Dale forma de bola a la masa, colócala en un bol y deja
    reposar durante 1 hora aproximadamente..

    Horneamos 10-12 minutos a 190 grados. Sacamos y dejamos en espera.



                                                             ¡Espero que os encante!




    Pastel crujiente con frambuesas

    sábado, 17 de octubre de 2015

    No sé a vosotros, pero en mi casa enseguida que el tiempo comienza a refrescar es como si a mi familia se le encendiese una bombillita en modo "horno y cositas dulces". Como suelo hacerlas los viernes por la tarde, el jueves ya me están preguntando qué voy a hacer esta semana.
    Pues esta vez les he tenido en suspense hasta el final y con algo que no había hecho nunca ¡Menos mal que les ha encantado!

    Un pastel de sabor muy suave, dulce, y el contraste un poco ácido de las frambuesas, rematado con una capa crujiente que hace que comerlo sea todo un placer para el paladar.






    Ingredientes

    Para el crujiente:

    60 g de mantequilla sin sal
    100 g de harina
    50 g de azúcar moreno

    Para el bizcocho:

    120 g  mantequilla sin sal
    200 g azúcar
    ralladura de un limón grande
    3 huevos grandes
    1 cucharadita de extracto de vainilla
    1 pizca de sal
    3 cucharaditas de levadura química (Royal)
    280 g harina
    240 g buttermilk (crema agria)
    200 g frambuesas frescas






    Preparación:

    Precalentar el horno a 180º C.
    Engrasar el molde con mantequilla (un molde de plum cake de 24-25 cms y que sea alto)







    Preparación del crujiente:

    Colocar la mantequilla, la harina y el azúcar en un tazón mediano y frotar entre los dedos hasta que tenga una textura de pan rallado grueso grue. Dejar en espera.

    Bizcocho:


    • Poner la mantequilla, el azúcar y la ralladura de limón en un tazón grande o el cuenco de la batidora y batir hasta que esté suave y esponjoso, unos 2 minutos a velocidad media-alta.
    • Añadir los huevos y la vainilla y mezclar hasta que estén bien incorporados.Añadir la sal, la levadura en polvo y la harina y batir a velocidad  baja para que se integren.
    • A continuación, agregar la crema agria y continuar mezclando a baja velocidad media hasta que no queden grumos de harina.

    Poner en el molde engrasado y dar unos golpes sobre la encimera de la cocina, para que suelte el aire.
    Colocar las frambuesas encima, presionando un poco sobre la masa.

    Espolvorear todo el crujiente sobre las frambuesas.

    Hornear entre 35-45 minutos. Pinchamos con un palillo a los 35 minutos y si sale aún húmedo, dejar 10 minutos más.

    Apagar el horno y dejar dentro el molde 5 minutos, sacar pasado ese tiempo y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla antes de desmoldar.



    Notas: 
    • El buttermilk o crema agria podéis hacerlo en casa, es muy fácil. Solo necesitamos dos cucharadas soperas de zumo de limón por cada cuarto litro de leche. Mezclamos ambas cosas y dejamos pasar 10 minutos y listo para usar.
    •  Y si os sobran frambuesas, podéis hacer un sirope riquísimo (es lo que véis en el cuenco de cristal). 

    Sirope:
    Solo con unos 100 g de frambuesas, un vaso de azúcar y medio vaso de agua. Hervir todo junto a fuego lento hasta obtener un almibar a punto de perla (que resbalen los dedos al cogerlo).
    Pasar por un chino y colar, para que no queden restos de frambuesa.







    Nota: Adaptada de una receta de Annie de Noms de Annie






    Habas con huevos.

    jueves, 8 de octubre de 2015

    Aunque me gusta mucho innovar en mi cocina, mezclar ingredientes, conseguir nuevos sabores y texturas, etc... me encanta la comida de la abuela, la tradicional.

    Y hoy os traigo una de esas recetas que cuando estás haciéndola su olor te "transporta" a otras cocinas, la de la abuela, la de la madre...

    Son unas habas "esparragadas" con huevo, así la oí nombrar siempre en casa, más adelante os diré por qué se llaman así, ahora vamos con la receta.



    Ingredientes: 

    • 1 y 1/2 kg de habas frescas o dos bolsas pequeñas de habas baby congeladas.
    • 5 o 6 dientes de ajo pelados (si son muy grandes, solo cuatro)
    •  un trozo de pan asentado cortado en rebanadas (quitaremos antes la corteza)
    • cominos (en grano o molidos)
    • pimentón de la Vera
    • aceite de oliva virgen
    • sal gruesa
    • agua fría
    • huevos 

    Preparación:



    • Una vez peladas y limpias las habas, las ponemos en una cacerola o cazuela bajas, con agua y sal a fuego medio alto. La tapamos y dejamos cocer.
    • Mientras cuecen ponemos aceite en una sarten a calentar. Freímos los ajos y las rebanadas de pan y reservamos en un plato.
    • Dejamos que el aceite se tiemple y echamos el pimentón, removiéndolo rápido para que no se arrebate, y lo volcamos sobre las habas. Dejamos que siga cociendo todo.
    • Necesitaremos un mortero, a ser posible de barro, en el que pondremos primero los ajos y los cominos, majándolo todo muy bien.
    • Y vamos agregando una a una las rebanadas de pan, majándolas muy bien y añadiendo un poco de agua entre una y otra, para que quede todo como una pasta. Reservar.

    • Cuando las habas estén casi a punto destapamos la cacerola y dejamos que acaben de ponerse tiernas y a la vez reduzcan el liquido de la cocción si es que tiene demasiado aún.
    • Una vez tiernas, bajamos el fuego y agregamos el majado, moviendo con una cuchara de madera para que se integre bien.
    • Dejamos cocer unos tres o cuatro minutos, vigilando que no se pegue y apartamos.
    • Ya solo nos queda agregar los huevos, yo lo hago en la misma cazuela, dejando que la clara se haga bien y enseguida poner sal a cada huevo (la yema ha de estar blandita) y a emplatar.



    Nota:

    • Yo suelo dejarlas reposar un par de horas, así cogen mejor el sabor del majado.
    • También se pueden hacer en cazuelitas individuales.
    • Esta receta también se puede hacer con esparragos, o con ambas cosas a la vez, de ahí lo de "habas esparragadas".



    Bizcochos borrachos. Babás al ron

    jueves, 1 de octubre de 2015



    Hoy tenemos el día dulce, muy dulce. Os traigo unos bizcochos borrachos muy típicos por Cádiz.
     

    Aunque, investigando un poco por la red, he sabido que su nombre original, que utilizan en Francia, es “Babá al ron”, ya que es el licor con el que se aromatiza el almíbar que lo “emborracha”. Aunque en Italia se hace también con limoncello.
     

    Su origen es polaco y ruso, y lo introdujo en Francia el rey polaco Estanislao I, en el siglo XVIII. Su nombre, babá, es el diminutivo de abuela en polaco.
     

    Ni que decir tiene el éxito que han tenido en casa… casi casi ni les puedo hacer las fotos.
    Elaborarlos es un poquito lento, pero no difícil, así que aquí os dejo la receta para que os animéis a 

    hacerlos. ¡Espero que os gusten!


     INGREDIENTES:

    Para el bizcocho:
    • 250g de harina de trigo
    • 70 g de mantequilla
    • 100 ml  de leche entera
    • 2 huevos tamaño L
    • 12 g de levadura fresca de panadería
    • Una cucharada sopera colmada de azúcar
    • Una pizca de sal
    Para el almíbar: 
     
     700 cl de agua
     120  g de azúcar moreno
    120 g azúcar blanco
    Zumo de un limón
    200 cl de ron

     Para la crema mascarpone-nata 
    • 100 g de queso mascarpone
    • 200 g de nata líquida para montar
    • 4 cucharadas soperas de azúcar glas
    • una cucharadita de café de vainilla en pasta

    ¡Y vamos con la receta!

    Crema de calabacín

    jueves, 24 de septiembre de 2015

    ¡Estamos en otoño!

    Y es muy curioso, aunque las temperaturas no han bajado demasiado, se van apeteciendo menos los platos fríos y más algo calentito.

    Así que hoy os traigo una rica crema de calabacín que gusta mucho en casa. Además, mi hijo no es muy amante de las verduras, pero esta crema le encanta _vamos, ¡que rebaña el plato!_, así que se la hago muy a menudo.





    Suelo hacer una olla bien grande, como para ocho personas, pero os dejo las medidas para cuatro.


    Ingredientes:

    • 1 kg de calabacín
    • 2 patatas medianas
    • 1 cebolla grande
    • 2 dientes de ajo pelados
    • 120 ml  Aceite de oliva virgen 
    • 5 porciones de quesitos tipo El Caserío o dos cucharadas soperas colmadas de queso para untar tipo Philadelphia.
    • Sal
    • Pimienta 
    • Agua templada
    • Anchoas en aceite



     Preparación:

    • Lavamos y pelamos el ajo, la cebolla y las patatas y troceamos todo.
    • Lavamos el calabacín, le quitamos las puntas de los dos extremos y lo troceamos también, sin pelar.
    • En una olla o cacerola ponemos a calentar el aceite. Una vez caliente vamos poniendo los ingredientes en este orden: ajos, cebollas, patatas y calabacín, rehogando un par de minutos a fuego medio cada ingrediente antes de agregar otro. 
    • Rehogamos todo cinco minutos y ponemos el queso, la sal y medio litro de agua templada.
    • Subimos el fuego hasta que comience a hervir; entonces lo bajamos un poco y dejamos cocer unos minutos, para que el calabacín se remoje bien y pierda volumen.
    • Comprobamos el líquido que tiene, ya que no conviene que sea demasiado. 
    • Si lo hacéis en olla expres solo debe cubrir dos tercios y dejarlo al fuego 7-8 minutos.  
    • En olla normal agregáis medio litro más de agua y lo cocéis a fuego medio unos 30-40 minutos, depende del calabacín.
    • Una vez tiernos los dejamos templar, o enfriar incluso, y lo trituramos todo con el brazo de la batidora, primero a velocidad media y luego rápida, para que quede suave la crema.

                                                        ¡Listo para emplatar!

      Y no olvidéis poner en la mesa un cuenco con las anchoas y el pimentero, os aseguro que así queda exquisito.
          




    Arranque roteño

    jueves, 17 de septiembre de 2015



    La receta que os traigo hoy es originaria de Rota,un pueblecito de Cádiz y al que considero mi pueblo, aunque no nací allí.

    Aunque casi está rodeado por el mar, Rota es también un pueblo agricultor, y es en él donde nace La Mayetería. Y al agricultor que la practicaba se le denominaba "mayeto". Los productos de su huerta llegaron a ser los más reconocidos en toda la zona. ¡Son famosos sus calabazas y sus tomates!

    Siendo la mayetería una agricultura de minifundios, su forma de trabajar era de dedicación plena y esmero con sus cultivos. El mayeto regaba sus plantas una por una, e incluso les ponía nombres. No usaban insecticidas, con la ayuda de los camaleones mantenía su huerto limpio de insectos.
    Era un trabajo muy duro. Aún recuerdo cuando era pequeña ver a muchos ancianos arqueados hacia delante, casi formando un ángulo recto sus caderas y su columna vertebral. Yo entonces no sabía a qué se debía tal deformación.

    Con la llegada de las máquinas y la industrialización, el arte de la mayetería se fue perdiendo. Pero entre la iniciativa de alguna gente del pueblo y la colaboración del Ayuntamiento de Rota se creó el Centro de la mayetería roteña, como homenaje al mayeto.
    Gracias a esta iniciativa, hoy día hay agricultores roteños que, a pequeña escala, vuelven a cultivar de esa forma y nosotros podemos disfrutar de sus exquísitos productos. ¡Con ellos he hecho yo mi arranque!



    A mí me enseñó a hacerlo mi suegro. Era costumbre en las casas que fuese el hombre el encargado de hacer el arranque. Me extrañó esa costumbre y él me explicó que los mayetos trabajaban en su huerta casi todo el día y allí mismo se hacían la comida con los productos que tenían a mano.

    Así nace el arranque y la costumbre de hacerlo los hombres de la casa.
                                    


                 
    Ingredientes:  

      
    • 1 kg de tomates (pelados y troceados)
    • 3 pimientos
    • 3 dientes de ajo pelados
    • Pan asentado de un par de días
    • Sal
    •  200 cl Aceite de oliva virgen
                                               


















                                                    



    Y hoy vamos a ver el "paso a paso" de esta receta. ¡Espero que os guste!


    Antes de comenzar, dos pequeños consejos que me dió mi suegro.

    1- Mojar y secar bien el lebrillo.
    2- Poner este sobre un paño, ésto evitara que el barro se rompa al majar.

    Paso 1:
    Ponemos la sal y los ajos y pimientos  troceados.
    Majamos bien hasta triturarlo todo.




    Paso 2: ya tenemos todo bien triturado y pasamos a ir agregando el tomate picado (Paso 3).

    Paso 4: Agregamos los trozos de pan y lo cubrimos con el resto del tomate.

    Paso 5: Ponemos el aceite, removemos todo y dejamos unos minutos para que el pan se remoje.



    Y ya listos para comenzar a majar bien todo, para que vaya cogiendo este aspecto y consistencia



    Y este es el resultado final. Yo lo dejo reposar un poco antes de emplatar, ya que suele espesar un poco más.


    Nota: Si alguna vez vaís a Rota, os recomiendo visitar el Centro mayetería roteña

    Vereís cosas muy interesantes sobre como vivía y trabajaba el mayeto, tanto en la recreación de sus casas, sus aperos de labranza, etc, como en el audiovisual que os pondrán, "El libro talonario"

    Se trata de un cortometraje interpretado por vecinos del pueblo y basado en la novela breve de Pedro Antonio de Alarcón

    Video



    Arroz frito con salsa de soja

    viernes, 11 de septiembre de 2015

     Hacer este plato en casa es éxito asegurado ¡les encanta a todos! 

    Además, tiene su pequeña historia. Lo hacían en mi pueblo, en un bar nuevo y que cogió fama por preparar este arroz. "Arroz Shorty's" le llamaban. Estaba riquísimo, y aunque es bien sencillo, lo hacías y no salía igual que aquel.

    Pero un día que fueron mi hermano y mi cuñada a comer, se sentaron de forma que viesen la cocina y así supieron como se hacía y desde entonces es casi un clásico en casa


    .







    • Ingredientes para 4 personas:
    •  
    • 4 tacitas de arroz (yo utilizo SOS)
    • 4 huevos
    • 8 hojas de lechuga, las más verdes
    • 2 zanahorias medianas
    • 1 cebolla mediana
    • 2 pechugas de pollo deshuesadas (400 g aproximadamente)
    • 4 lonchas grandes de jamón cocido
    • 250 g de gambas
    • Aceite de oliva virgen
    • Sal
    • Salsa de soja


    Si quereís saber cómo se prepara....

    Gazpacho andaluz

    sábado, 29 de agosto de 2015


    El "fresco" del verano por excelencia





    Ingredientes:

    Los ingredientes para un gazpacho son -según cada región o incluso cada persona que lo hace- muy variados, pero siempre lleva ingredientes básicos como el tomate, ajo, pimiento, aceite de oliva, sal y pan.

    Estos son los míos:

    •  3 dientes grandes de ajo
    • 1 1/2 kg tomates muy maduros
    • 3 ó 4 pimientos cuerno de cabra
    • 150 mm Aceite de oliva virgen (yo uso Hojiblanca)
    • Sal marina gruesa 
    • Pan candeal o de masa dura del día anterior (sólo la miga).
    • Vinagre

    • Medio pepino 
    • Una cebolla pequeña

    Preparación: 

     Antes de nada, poner a enfriar una jarra de agua, así al acabar el gazpacho estará lista para usar.

    Yo utilizo una batidora de las clásicas de toda la vida, con un gran vaso de cristal de dos litros de capacidad, así cabe todo y sin molestas salpicaduras.

    Los "frescos" del verano

    jueves, 27 de agosto de 2015

    Ajo, aceite de oliva virgen, vinagre, tomate, pimiento, cebolla, pepino, sal y un buen pan...








    Con sólo estos ingredientes, sin cocinarlos y combinándolos de diferentes formas, podemos conseguir platos y bebidas exquisitas y refrescantes: gazpacho, sopa fría, salmorejo, y una variedad típica de mi tierra "el arranque roteño", al que dedicaré una actualización muy especial.

    Son ricos en vitaminas C, E y A y antioxidantes que aportan el pimiento y el tomate. El ajo le hace tener cierto efecto vasodilatador lo que contribuye a evitar la hipertensión arterial.

    Poder hidratante, debido al agua y sales minerales que aporta.

    Además, no engorda. Un vaso de gazpacho, por ejemplo, contiene unas 50 calorías.


    ¡Yo podría alimentarme en verano solo con ellos, me encantan todas sus variedades!

    Canelones "casi" a la boloñesa

    viernes, 3 de julio de 2015

    Sí, sí, habéis leído bien el título, no es broma. Y digo casi porque llevan algún que otro cambio.
    La primera vez que los hice así fue casualidad, me faltaba un ingrediente y lo sustituí por otro...



    Y sorpresa la mía, en casa gustó más esta versión, sobre todo a mi hijo, que me hace toda una fiesta cuando se los hago.

    Si queréis conocer ese ingrediente improvisado...

    Ensalada templada de cogollos de Túdela, anchoas y pimientos de piquillo

    martes, 23 de junio de 2015


    ¿A quién no le gustan las ensaladas?

    A mi me encantan todas, aunque esta que os dejo es una de mis favoritas. Es un plato muy completo, verduras, proteínas, y nuestro mejor ingrediente en la cocina, el aceite de oliva virgen.



    Los ingredientes están a la vista, pero os doy las cantidades para cuatro personas.